PREMIO NOBEL PARA LA UNIÓN EUROPEA


Por fin, una grata noticia para alegrarnos y distraer nuestras mentes acostumbradas a lo contrario en los últimos años. Este premio no va a solucionar nada, de verdad, nada en la economía, en las ideas nien los planteamientos de las mentes que “dirigen y protegen” nuestras naciones. Ojalá me equivoque ¡Solo espero, y con mucha impaciencia, pasión y rabiosas ganas, que despierte la sensibilidad de tantos ciudadanos que nos hemos desvivido durante tantos años luchando por conseguir un estado de bienestar y de calidad compartido en este gran país, aún en construcción!.
Europa es la suma de voluntades, la cesión de soberanías, la unificación de criterios normas, pero especialmente, la edificación de un espacio común en el que sus cimientos sobrepasan obras anteriores. Los valores con los que estamos construyendo nuestra Europa han de ser tan fuertes que no han de privarse en pasar
y superar las pruebas más estrictas como las que estamos atravesando. Crisis de
identidad, económica, social, de planteamientos…, de soluciones…

El Premio Nobel que se otorga hoy a la Unión Europea, precisamente es especial
porque se ha concedido desde un país que rechazó estar en este Club.
Es ahora, cuando, desde fuera, se es capaz de analizar y valorar como durante más
de medio siglo, la idea de Europa ha calado en la sociedad, en los municipios,
regiones y en las naciones de nuestra Europa Unida. Ahora, este Premio Nobel viene a recordarnos que debemos hacer un acto de humildad, de pararnos por unos momentos a pensar cual es su objetivo y el por qué se ha concedido.

La respuesta es sencilla. Como hemos cambiado a nuestra Europa en estos años.
Desde la guerra fría a la eliminación de fronteras, desde las divisas de antaño hasta
nuestro euro, pero especialmente, la eliminación de fronteras, no las terrestres o
marítimas, sino las de nuestras mentes. Ser ciudadano europeo significa estar
libremente y con derechos y deberes similares en cada país de la UE.

Este Premio Nobel, el cual agradecemos y nos congratulamos, viene a ser el
reconocimiento a la entrega, esfuerzos y voluntades de tantas y tantas personas de
todos los países que hemos decidido apostar por la convivencia, la tolerancia, la paz
y el progreso común.