18 octubre 2014

Don Felipe y doña Letizia presiden la presentación del nuevo 'Diccionario de la lengua española'

El Rey defiende la importancia del español como activo económico

Los Reyes reciben el nuevo diccionario. / E. NARANJO (EFE) | VÍDEO: EL PAÍS-LIVE!










"El idioma español se ha convertido ya en la segunda lengua de comunicación internacional y en un activo económico de primer orden". Esta afirmación la ha hecho el Rey en el solemne acto de presentación de la 23ª edición del Diccionario de la lengua españolacelebrado este viernes, en la sede de la Real Academia Española (RAE). Don Felipe ha puesto, además, en valor la importancia del español como vehículo de unión y progreso a la vez que resaltó cómo esta institución se adapta a una nueva época. Estas declaraciones las hizo ante 900 invitados, entre ellos autoridades del Gobierno (como el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert), del Parlamento y del poder judicial, así como embajadores y directores de las academias de los países hispanohablantes, y en un salón presidido por dos retratos: el de Miguel de Cervantes y el de Felipe V. Precisamente, el director de la Real Academia, José Manuel Blecua, recordó que el 3 de octubre de 1714 el Felipe V firmó la Real Cédula que daba existencia a la Real Academia.
La Academia, agregó el Rey "afronta en la actualidad los retos que le plantea un tiempo nuevo en el que el idioma español se ha convertido ya en la segunda lengua de comunicación internacional. Las posibilidades, hasta ahora insospechadas, que ofrecen las nuevas tecnologías deben ser aprovechadas para cumplir de la mejor manera posible la vocación académica de servicio a la sociedad". 


La nueva edición del Diccionario (la última fue en 2001), más polifónica y policéntrica que nunca, cierra la celebración del tricentenario de la RAE. El nuevo texto es la suma de varias modificaciones que se han hecho estos 13 años. Incorpora 5.000 palabras y retira 1.350
Tanto don Felipe como doña Letizia siempre han mostrado especial interés por todo lo relativo al idioma español, de ahí que hayan querido visitar por primera vez como Reyes la Academia, en un momento tan importante como la presentación de la 23ª edición delDiccionario de la lengua española. Sobre esta edición, el Rey ha precisado que el resultado es "un diccionario de gran solidez, amparado además en aquello que más conveniente le resulta a las lenguas: el acuerdo entre sus habitantes o, si lo prefieren, el consenso entre ellos".
Hace un año, la entonces princesa de Asturias, en un seminario Internacional de Lengua y Periodismo, en San Millán de la Cogolla(La Rioja), habló de la importancia del uso del lenguaje y puso como ejemplo la terminología usada para hablar de la crisis. "Estoy segura de que la crisis tiene su propio lenguaje y su utilización puede ser intencionada. Y no es lo mismo decir ayudas que rescate, recesión por crecimiento negativo o restructuración en vez de recortes". Y pidió a los ponentes y asistentes al seminario sobre lengua y periodismo que realizaran "guías claras para ser rigurosos y afinar". "Los ciudadanos, periodistas o no, lo agradecerán".
Durante el acto, el director de la RAE, José Manuel Blecua, entregó a los Reyes un facsímil del primer tomo del Diccionario de Autoridades, publicado originalmente en 1726, un catálogo institucional del tricentenario de la RAE y el primer ejemplar de la nueva edición del Diccionario, en cumplimiento de la tradición por la que los académicos presentan siempre sus trabajos al monarca.
Don Felipe también agradeció el "gesto renovado de unidad" que constituye la presencia en la cita de representantes de las academias de la lengua española de todos los países hispanohablantes y Filipinas, cuya creación fue promovida con el deseo de "conservar y acrecentar la lengua común" y de "restablecer los vínculos históricos y culturales" entre estas naciones. "La defensa de la unidad de un idioma, el español, que hoy comparten casi 500 millones de personas en todo el mundo y que se ha hecho realmente universal", aseguró el Rey.
Por su parte, el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, destacó que el futuro del español es "americano" al haber integrado esta nueva edición del diccionario cerca de 19.000 americanismos. "La lengua española es el alma de nuestros pueblos, fundamento de nuestras cultura, fruto de nuestro mestizaje, refugio de nuestra memoria, es fuente de convivencia, es canal de cohesión y testimonio de nuestra identidad plural y común".